Seguidores

11 de diciembre de 2011

Louis armstrong & Ella Fitzgerald

                                        
Louis Armstrong, nació el 4 de julio de 1900 en New Orleáns (Luisiana)
Proviene de una familia muy pobre, sin ningún antecedente musical en su familia. Su interés por este arte se desarrolló oyendo tocar en su ciudad natal a las célebres bandas de New Orleáns que desfilaban habitualmente por las avenidas de la ciudad.
Su primer contacto con la música lo tuvo en un reformatorio para niños abandonados, y por su buena conducta lo admitieron en la banda del reformatorio. Alli probó el veneno de la trompeta.


Esta canción me gusta mucho,  y solo quería compartirla con vosotros  y recordar al gran Louis Armstrong.



Cielo, estoy en el cielo.
Y mi corazón late de modo que apenas puedo hablar,
y me parece que encontrar la felicidad que busco, cuando
estamos juntos bailando mejilla a mejilla.
Cielo, estoy en el cielo.
Y los cuidados que se cernía a mi alrededor durante la semana
parecen desvanecerse como buena racha de un jugador
cuando estamos juntos bailando mejilla con mejilla.
Oh me encanta escalar una montaña y llegar al pico más alto, oh me encanta ir a pescar en un río o una quebrada, pero yo no lo disfruto Como bailando
mejilla a mejilla.
Ven y Baila conmigo,
Mi corazón late de modo que apenas puedo hablar me parece encontrar la felicidad que busco, cuando juntos volvemos a bailar mejilla a mejilla.

14 comentarios:

claudia dijo...

Me encanta, me entero que nació el mismo día que mi hija.

y qué me dices de wonderful world?


bss

Andressa C. dijo...

amazing

Cita dijo...

Hacía el amor con la trompeta. Era increible.
Besos
Cita

Adriana dijo...

ADORABLE

Julia dijo...

Claudia esa cancion preciosa, la verdad es que me gustan muchas.

un abrazo

Julia dijo...

Andresa, gracias por tu visita

Un abrazo

Julia dijo...

Apesar de suvoz ta rota, habia dulzura.
besitos, cita

Julia dijo...

Hola Adriana

Los buenos nunca mueren

Un abrazo

Steppenwolf dijo...

El jazz clásico tiene un sonido especial. A mí me transporta a los pequeños clubs americanos de los años cincuenta, entre humo y alcohol. Si consigo viajar en el tiempo me tomaría una copa viendolos cantar. Te puedo invitar, mi maquina del tiempo es de dos plazas.

Myriam dijo...

¡¡Qué delicia de entrada Julia!! Me encanta en jazz, Louis Amstrong es fabuloso, Ella Fitgerald magnífica....

Gracias y besos

FAYNA dijo...

Me pasa lo mismo que a Steppenwolf, cualquiera de estos días nos encontramos por allí, jeje

Maravilloso.

Julia dijo...

Stephen, el jazz siempre es agradable para el oído y para el corazón. Lo bueno es donde nos transporta a cada uno.
Un abrazo

Julia dijo...

Myriam, gracias a ti, por venir a escucharlo.

Un abrazo fuerte

Julia dijo...

Fayna , sería bonito transportarnos con el sentimiento del jazz.

Un abrazo guapa