Seguidores

6 de abril de 2012

La burbuja inmobiliaria



Si no tenias claro, por que la crisis, aquí te lo explican de una forma muy clarita.


Entre nervios y lágrimas, tensión y cierto orgullo, la cara de Gloria Rodríguez, una vitoriana de 34 años, anunciaba el fin de un capítulo en su particular pesadilla. «Hola, vengo a entregar las llaves de mi casa». Con estas palabras, esta vecina de Lakua-Arriaga se despidió a las 11.15 de la mañana de ayer de lo que aún considera su «hogar». Tal y como relató hace dos semanas a EL CORREO, no podía hacer frente a la cantidad que le pedía la Caja Vital para seguir alojada en él, y se personó en una sucursal de la entidad bancaria próxima a su vivienda para entregar el manojo que abría la puerta de su piso
Ella, sus seres queridos y unas veinte personas de los colectivos 'Plataforma de Afectados por la Hipoteca', 15-M, y AcampadaGasteiz, se unieron cuando faltaban cinco minutos para las once para denunciar la situación de Gloria. Tras leer un breve comunicado en el que se criticó la «grave» problemática existente entorno a la hipoteca y se pidió a la clase política que «actúe» para poner solución. También se exigió una respuesta para Gloria, como por ejemplo «la concesión, por parte del Gobierno vasco, de una vivienda de alquiler social».
El grupo recorrió los menos de dos minutos que separaban el número 8 de la calle Francisco Javier Landáburu de la oficina donde tenía que dejar las llaves. La afectada admitió que el de ayer era un día «muy duro para ella», y agradeció a «todos los que se han acercado», por su apoyo. Rodríguez también quiso dejar claro que «prefiero irme yo a que me echen, por eso he dejado yo el piso».
En la marcha que acompañó el camino de casa a la Caja Vital a gritos de «todos somos Gloria», se instó a la clase política a «prevenir» los desahucios, y se abogó por el «derecho a una vivienda digna». Además, el grupo de manifestantes decidió entrar junto a ella en la entidad bancaria para apoyar a la afectada hasta el último momento.
Una vez dentro, el director de la sucursal aceptó las llaves y cerró la puerta de su oficina. En cinco segundos, el hogar se iba. Pero los gritos no cesaron, «es lo único que quieren, unas puñeteras llaves», añadía la afectada.
Ni un mes sin pagar
La historia de Gloria Rodríguez es la de una mujer divorciada, madre de dos hijos, que vivía de alquiler en Vitoria tras haber llegado a un acuerdo con la Caja Vital, ya que su exmarido dejó de abonar su parte y la propiedad del piso pasó a la entidad financiera. Ella asegura «no haber dejado de pagar ni un solo mes», pero le reclaman 25.000 euros por el anterior préstamo, que no pudo ser liquidado. Ayer Gloria decidió salir de su casa y entregarla. Su madre era la avalista, y por lo tanto, la hija temía que «fueran a por ella» y le embargaran también las propiedades en caso de impago.
Su historia cerraba ayer un nuevo capítulo. «Espero que esto termine ya», se resignaba. Ahora, Gloria vive en casa de sus padres, junto a sus dos hijos. Se queja de que se le ha tratado como «morosa cuando no lo he sido», y ya no puede cruzar la puerta del que hasta ayer era su hogar.         

14 comentarios:

Myriam dijo...

Terrible....

Un abrazo

Steppenwolf dijo...

¿Y no te dan pena los bancos?, eres una mujer sin corazón.
Con el banco que más flipo es con el "Banco Espirito Santo" el que anuncia Cristiano Ronaldo, es como si un lobo se llamara "oveja pensativa".

Talking about a revolution, es una canción de Tracy Chapman y dice claramente lo que puede pasar si se nos hinchan los huevos u ovarios.

Julia, me has salido más roja que la pasionaria, pera ya conoces el refrán: más vale roja conocida que azulilla por conocer.
¡Viva Franco!, digo, un abrazo.

Estrella Altair dijo...

Es tremendo.. cada día peor.. en fin.espero que la solidaridad humana compense tanto dolor.

Un beso

claudia dijo...

Muy didáctico ese vídeo, es un drama, aunque no está mal conservar la ironía.

bss

Daviblio dijo...

Genial el vídeo de Españistán. Casualmente hice una entrada sobre él hace tiempo en mi blog. Te recomiendo un libro/ensayo de Ramonet "la catástrofe perfecta", lo estoy leyendo en estos días y creo que tiene reflexiones sobre la crisis muy certeras (escrito hace un par de años).

Un saludo y un abrazo, que de momento son gratuitos :S

Julia dijo...

Myriam creo que la situación será aún peor.

Un besito

Julia dijo...

Steppen no soy de ningun color, en todo caso verdecilla.

Muy buena la cancion Ya la habia oido y me gusta mucho Tracy Chapman.

Un abrazo

Julia dijo...

Estrella si, hay bastante soliradidad, por suerte.

Un besito

Julia dijo...

Claudia el video lo dice bien claro.

gracias por pasarte por mi casa.

Un beso

Julia dijo...

Daviblio, el video me lo enseño mi hija y me encanto la forma como se explica.

Gracias por la recomendación del libro, lo leeré.

Un saludo

Y Otros Paisajes.. dijo...

Pasaba a saludarte...

Verónica dijo...

Es igual que una pesadilla estos momentos tan duros, para tantas personas.
Interesante tu blog, un placer haber llegado hasta aquí.
Un abrazo

Julia dijo...

Gracias por tu visita, estas en tu casa, saludos

Julia dijo...

Verónica, gracias y bien venida.